Los CDC alertan: Hay que "cerrar la brecha" de la
vacunación de los latinos

ff645ffbbbf028b1bab7d425e3db8803ea47020a.jpg

Un hombre recibe una vacuna contra el covid-19 durante un evento de vacunación a residentes del Distrito de Columbia en el Centro Kennedy de Washington. EFE/Lenin Nolly/Archivo

Atlanta (GA), 9 jul (EFE News).-

 

Aunque ha aumentado la vacunación contra la covid-19 entre los hispanos, un experto de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) alerta de que es necesario "cerrar la brecha" de la menor inmunización de los latinos, especialmente ahora con la llegada de la variante delta.

"Los datos que hemos publicado muestran que hay un incremento bastante serio en la vacunación de los latinos en las últimas semanas y esperamos que esto se siga manteniendo porque necesitamos cerrar esa brecha de un par de puntos porcentuales de menos vacunación", dijo a Efe el epidemiólogo José Montero, subadministrador de gestión de incidentes de los CDC.

No en vano los latinos son uno de los grupos más fuertemente golpeados por la pandemia, con un desproporcionado número de casos y muertos, debido, en muchos casos, a cuestiones socioeconómicas y miles de hispanos son trabajadores "esenciales".

 

TENDENCIA AL ALZA

Las cifras más recientes que ha divulgado la agencia gubernamental muestran que el 32 % de quienes han recibido la inmunización en los últimos 14 días son hispanos, lo que sugiere una tendencia positiva en un grupo minoritario que estaba quedando rezagado en la vacunación. En total, y de acuerdo con los CDC, alrededor del 15,8 % de las personas que han recibido al menos una dosis de la vacuna y de las que se conoce su raza o etnia son latinas, mientras que el 59 % son blancas, 9 % son afroamericanas y un 6 % asiáticas.

Y cuando se habla de la pauta completa los hispanos retroceden hasta el 15,1 % del total, cuando, según los CDC, representan el 17,2 % de la población del país. Esa diferencia hay que atajarla cuanto antes, pidió Montero en un momento en el que el ritmo generalizado de vacunación se ha reducido ostensiblemente y no se cumplió el objetivo del presidente, Joe Biden, de que le 70 % de la población adulta hubiese recibido al menos una dosis para el pasado 4 de julio.

Las cifras de los CDC señalan que un 58,5 % de la población adulta está completamente vacunada y un 67,3 % ha recibido ya al menos una dosis. "Queremos que (los latinos) se vacunen más porque definitivamente ha sido un grupo que ha presentado mayor enfermedad", dijo el experto epidemiólogo.

Han sido meses de zozobra, porque a mediados de marzo la tasa de latinos con al menos una dosis era solo del 8,5 % y con la pauta de inmunización completa no pasaba del 7,3 %, según datos de la propia agencia federal. Pero la situación ha ido mejorando paulatinamente y un análisis de la Kaiser Family Foundation del 30 de junio indicaba que se ha producido una "reducción de las brechas raciales en la vacunación a nivel nacional, particularmente entre los hispanos, que recientemente han recibido una mayor proporción de vacunas en comparación con su proporción de la población total".

Un sondeo de la misma organización divulgado un mes antes encontró que uno de cada tres adultos latinos no vacunados dijo que quería recibir la inmunización contra el coronavirus lo antes posible, el doble que los blancos (16 %) o afroamericanos (17 %).

EL PLAN TRAS NO LOGRARSE LAS METAS

"Necesitamos continuar adelante y que la población en este país, en este caso en particular la población latina, continúe vacunándose", dijo Montero, que insistió en que miles de puntos de vacunación siguen abiertos, incluidos más de 42.0000 en farmacias, que "permiten que el sitio de vacunación esté cerca".

Como parte de esos esfuerzos del Gobierno, el epidemiólogo de origen colombiano dijo que incrementarán la disponibilidad de dosis en lugares donde la comunidad "tiene una relación normal de confianza", como médicos primarios y organizaciones comunitarias, que, en muchos casos, "hacen la diferencia" para que una persona se vacune.

LA VARIANTE DELTA Y LOS HISPANOS

La variante delta, que ya es la prevalente en el país, supone un riesgo mayor para los hispanos y para quienes no estén vacunados debido a que es más transmisible, dijo Montero.

"En un grupo de población que esté menos vacunado hay más riesgo de que tengamos más casos. Eso es lo que está haciendo que veamos gente más joven con enfermedad seria, porque estamos viendo más casos en poblaciones jóvenes y los latinos en general es un grupo joven y en los trabajos que tienen, con exposición al público, tienen un riesgo más alto", aseveró el experto. Por ello, "vacunarse es la mejor alternativa y la mejor decisión que cualquiera de nosotros puede tomar", agregó.