Reapertura de frontera México-EE.UU. aumenta
demanda en certificados

7464a1631cbe9369f0a0f8244073c7cf39bf1e79.jpg

Personas acuden a las oficinas de la Secretaría de Bienestar Federal para solicitar un certificado de vacunación contra Covid 19, en la ciudad de Tijuana, estado de Baja California (México). EFE/Joebeth Terriquez

Tijuana (México), 19 oct (EFE).-

 

Desde hace un par de días en la ciudad mexicana de Tijuana, frontera con Estados Unidos, los residentes han esperado hasta dos horas para tramitar un certificado de vacunación contra la covid-19, ya que en sitios de internet del Gobierno Federal pedir este documento tarda más de dos meses.

El interés por cumplir este trámite aumentó después del anuncio que del Gobierno de Estados Unidos sobre la próxima reapertura de la fronteras con México, lo cual se llevará a cabo el 8 de noviembre para viajes no esenciales.

El acceso de mexicanos o extranjeros hacia Estados Unidos por las fronteras con México solo será para aquellos que se hayan vacunado con las biológicos de la farmacéuticas Pfizer-BioNTech, Moderna y Janssen, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm.

 

De acuerdo con Gilberto Herrera, delegado de la Secretaría de Bienestar en Tijuana, existen 39 módulos de esta dependencia del Gobierno Federal para que se registren los ciudadanos que tienen problemas con emitir su certificado.

Con esto, se trata de agilizar la emisión del documento sobre todo en aquellas personas que han tenido dificultades por errores en la Clave Única de Registro de Población (CURP), o en el registro de su esquema completo de vacunación.

Para Karen Téllez, tramitar el certificado de vacunación es de gran importancia ya que requiere ir al banco en Estados Unidos, pues tiene algunos problemas con su estado de cuenta, además, necesita conseguir vacuna para su hijo menor de edad.

"Tengo cosas que hacer como ir al banco, tengo que llevar a mi hijo para que lo vacunen porque él sí es nacido en Estados Unidos y porque también me lo van a pedir como cualquier documento", expresó.

En tanto, Elizabeth Dueñas espera con ansias la reapertura de las fronteras y la emisión de su certificado de vacunación, ya que tiene más de un año que no ve a sus seres queridos que viven del otro lado de la frontera.

"Siento tristeza porque no puedo tener comunicación directa con ellos, porque no podemos cruzar", dijo en entrevista con Efe y se dijo emocionada por esta oportunidad de emitir un oficio más que será requisito para llegar a EE.UU.

Hace una semana, las autoridades mexicanas celebraron la decisión de Estados Unidos de reabrir a partir de noviembre sus fronteras terrestres, cerradas por la pandemia de covid-19 desde marzo de 2020, y destacaron la "cercanía" entre ambos Gobiernos.

La Casa Blanca anunció hace una semana que abriría sus fronteras terrestres con México y Canadá y para ello requerirá a los viajeros que quieran ingresar una prueba de vacunación con pauta completa.

La reapertura de la frontera, hasta ahora cerrada a viajes no esenciales, había sido una demanda reiterada de México, que en verano aceleró la vacunación en los 45 municipios fronterizos para facilitar un acuerdo al respecto.

El canciller Marcelo Ebrard recordó que ambos Gobiernos acordaron crear un grupo de trabajo sobre la frontera durante la visita a México de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, en junio.

México ha aplicado 3,7 millones de vacunas de Pfizer y de Johnson & Johnson, algunas donadas por Estados Unidos, para completar la inmunización en los 45 municipios fronterizos de los norteños estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Hasta ahora 51,52 millones de adultos mexicanos ha recibido el esquema completo, de un total de unos 89 millones de mayores de 18 años.